BRETAÑA (Francia)


Martes, 5 de diciembre de 2017
Salimos en Air Nostrum a las 16.00h. destino Nantes en un nuevo viaje organizado por AliOli's Trips. No hemos volado a Rennes porque la conexión no era buena el Martes (era con escala); sin embargo Nantes tenía el horario perfecto y -aunque está a más de 100 Km de nuestro destino de la primera noche- eso no es óbice ni cortapisa (me encanta esta expresión tan cursi 😜) para nosotros que hemos llegado a dormir a más de 200Km. del aeropuerto en alguno de nuestros Road Trips.
Cogemos el coche de alquiler sin ningún problema, no contratamos ningún seguro extra (en mi línea) ni tampoco GPS ya que llevo el Ipad con google maps. ¿Cómo hemos vivido toda la vida sin estas cosas? pues yo, concretamente, maravillosamente interpretando los mapas como una experta. 

Llegamos al hotel de la primera noche que es un château preciosísimo "Château d'Apigné" con extensión grande de terreno. Hace mucho frío pero, de momento no llueve.                
Château d'Apigné
Subimos el equipaje en ascensor (tiene ascensor sí, no como otros châteaux del viaje), hacemos un poquito de tiempo; en mi caso fotos y vídeos para mostraros luego. No podemos deshacer la maleta porque sólo pasamos aquí la 1ª noche. Este road trip es muy disperso; es decir las visitas están en el Este y Centro de Bretaña y por tanto hay que ir cambiando de hotel... y eso que no tocamos el Oeste que queda muy a desmano.
Bajamos a cenar al restaurante y estamos sólos con otra pareja. Esta época del año no es época de turismo porque Bretaña es una zona muy fría y húmeda lo que hace que los hoteles estén muy vacíos y poco animados, al igual que los restaurantes. Toda la información del restaurante "Les Tournelles". Agradable y rica cena, pero no te adelanto nada, para que te leas todo en la guía foodie. Ha sido cena temprana ya que sus horarios así lo obligan y nos dormimos temprano para madrugar mañana y emprender tournée.

Miércoles 6 de diciembre de 2017
Ponemos el despertador a las 08.15 para desayunar a las 9 porque hay que ajustarse a sus horarios y la vida de turista es así de dura 😂. Nos encaminamos a Vitré y su castillo medieval que seducen con sus viejas callejuelas y sus casas medievales de entramado de madera tan bien conservadas.
Vitré
Sumérgete en esta época palpitante o, si lo prefieres, en la del siglo XVII, marcada por la huella que dejó aquí la marquesa de Sevigné. Asentado sobre un peñasco, el castillo de Vitré domina toda la campiña. Fue construido en el siglo XI y reformado en el XIII, XIV y XV. Recuerda el papel defensivo de la ciudad durante las guerras de Bretaña.



Castillo de Vitré
Esta bonita ciudad medieval conserva todo el caché de la época gloriosa del comercio textil: pórticos elaborados, casas medievales de entramados de madera… Son muchas las bellezas arquitectónicas que siguen hablando de la riqueza pretérita de la ciudad.
Por no hablar de las maravillosas tiendas que tiene esta ciudad; también en la guía foodie. Tras hacer algunas compritas, nos vamos hacia Fougères enclavada a ambas orillas del río Nançon, cuenta con un gran patrimonio arquitectónico.
Fougères desde los jardines públicos
La ciudad vieja está repleta de encanto, y ofrece a los viajeros un maravilloso escenario. En primer lugar, el castillo feudal flanqueado de torres y murallas, un notable testimonio de la época medieval. Luego, hay que contemplar la plaza de Marchix, con sus bonitas casas antiguas con entramado, recorrer el paseo romántico que bordea el río y descubrir el lavadero, y llegar hasta el jardín público (que es bastante cursi) para contemplar una magnífica vista de la fortaleza y del barrio medieval. ¡Un auténtico disfrute para la vista! Frente al castillo, se encuentra la iglesia de Saint-Sulpice, de estilo gótico flamígero, en la que destacan los viejos retablos de granito.

Chateau de Fougères
No se menciona por ninguna parte pero me impresionó lo que nos encontramos al pasar por un arco de la muralla del castillo. Un entramado de molino funcionando a toda máquina precioso con una fuerza de agua increíble. Os dejo aquí el vídeo porque me pareció impresionante!!!

Tras hacer las visitas pertinentes en Fougères que es otro pueblo muy completo también, cogemos nuestro coche y seguimos hacia el Mont Saint Michel.
Esta es la historia del monte: San Auberto, obispo de Avranches, fundó el Monte en el año 708. Después de que el arcángel San Miguel se le apareciera tres veces en sueños, decidió construir un oratorio en honor a este personaje divino. Pero ¿Dónde? el presagio de un toro amarrado al Monte Tumba le anunció la ubicación de lo que sería el Mont Saint-Michel. 
Mont Saint Michel
Durante la construcción del oratorio, el obispo de Avranches envió a dos canónigos en busca de reliquias de San Miguel.  Según se cuenta, trajeron un trozo de su capa roja y un pedazo de mármol sobre el que el arcángel había puesto su pie.  El Monte Saint-Michel y su bahía, declarados monumentos históricos en 1862, figuran desde 1979 en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.
Este lugar enclavado en una bahía en mitad del mar, tiene mucha historia con las mareas. Cuando la marea está baja se sitúa a 15Km de la costa. La marea sube a la velocidad de un caballo al galope, con el creciente nivel del mar alcanzando una diferencia de 15 metros entre marea alta y baja. Por esa razón, se recomienda consultar los horarios de las mareas antes de aventurarse por las playas. Para ver entrar la marea, se recomienda llegar al Mont-Saint-Michel aproximadamente 2 horas antes de la marea alta. Cuando sube la marea queda cubierto el dique que se construyó para facilitar el acceso a los peregrinos y por el que te acercan los autobuses que coges en el parking donde dejas el coche. Nosotros no conseguimos verlo con marea alta pero -aún así- mereció totalmente la pena acercarse hasta aquí. Comimos en una cafetería cutre de las que para el bus (hace esta parada en mitad del trayecto en la zona de restaurantes).
Castillo de Combourg
Volvemos en el bus al parking, recuperamos el coche y seguimos hacia Combourg; este pueblo no lo vimos muy bien porque llovía y anochecía pero me parece a mí que tiene poco interés..., únicamente visitar su castillo.  





Hotel de l'Abbaye
Desde aquí ya nos vamos a nuestro siguiente hotel "Hotel de l'Abbaye" que se encuentra en mitad del campo cerca de Dinan.
Lee todo sobre los hoteles y restaurantes en la guía Foodie pinchando sobre cada uno; ¡te puede interesar!.
En este hotel vamos a estar 2 noches, así que deshacemos el equipaje porque es un caos en el que no encuentras de nada. Al final trajimos una maleta canija en cabina y facturamos otra más grande medio vacía para meter las compras. 
Dinan

Descansamos un rato y nos vamos a cenar a Dinan, pueblo precioso de noche (ya lo veremos de día) con decoraciones navideñas en todas y cada una de sus calles. Verdaderamente Francia cuida muchísimo todas sus ciudades y pueblos y se esmeran con los adornos navideños. Cenamos en "les 3 lunes", aunque estuvimos a punto de no entrar viendo que no había nadie en las mesas; pero tampoco había grandes sitios abiertos y el pueblo estaba absolutamente muerto.
Dinan
Menos mal que decidimos entrar porque al fondo estaba el comedor con todas las mesas llenas y mucho más animado. Cenamos bien y no solos (que me deprime...). Dinan es un pueblo complicado de aparcamiento porque además todas sus calles del centro histórico son peatonales. Ya tomamos buena nota para mañana cuando volvamos. Regreso al hotel, haciendo intento de usar la wifi que funciona fatal (tema generalizado también en Bretaña) y a dormir que tenemos jornadas maratonianas.



Jueves, 7 de diciembre de 2017
Desayuno un tanto desangelado en la antigua abadía. Poca gente como en todos sitios en general. 
Nos vamos a Dinan a verlo de día y ohhhhh 😱grata sorpresa ¡MERCADILLO!. Conseguimos aparcar sin grandes dificultades y nos recorremos el mercadillo en el que hacen hasta paellas. Me vuelven loca estos mercadillos de comida, en este caso tienen también ropa a la que ni me acerco. 
Dinan
No compramos nada porque nos quedan muchos días por delante y se pueden deshacer los quesos.
Casas con soportales
La ciudad está fortificada por una magnifica muralla. La historia de Dinan se remonta a 850, cuando Nominoe, primer rey bretón, expulsa de las orillas del río Rance, a los monjes irlandeses. En esta ciudad (de las más bonitas) visitamos el castillo, todas las callejuelas y casas con soportales y maderas en fachadas y varias tiendas ideales. Echad un vistazo a la guía.
Parte baja de Dinan junto al Rance
También entramos en "les halles" que es el mercado permanente del pueblo donde sí compramos ya unos quesos. Desde Dinan vamos norte hacia la costa. He reservado en un restaurante super agradable y, como nos hemos entretenido en Dinan ya nos tenemos que ir porque aquí se come a la 1. Llegamos a este maravilloso lugar que es un château (una vez más; abundan por aquí), concretamente al "Restaurant les Coquillages"🌟que pertenece al "Château de richeux", encima de una playa magníficamuy cerca de Cancale.
Château de Richeux
No te pierdas nada de este sitio porque es de esos que ya no quedan. Tras la maravillosa comida, y después de tomarnos el café tranquilamente en el saloncito, nos acercamos a Cancale que es un pueblo eminentemente de pescadores. Este bonito puerto se saborea tanto con la vista como con el paladar. Elegido lugar destacado del buen comer, Cancale es conocido desde hace tiempo por sus ostras y mariscos.
Con la marea baja, los ostricultores cuadriculan un paisaje de 366 ha (mira el vídeo). Este pueblo no es más que un paseo a lo largo del mar lleno de terracitas donde venden ostras por unidades, docenas, etc; ostras y más ostras.... 
Nos vamos a Saint Malo, lugar de veraneo con fabulosas playas y casitas monísimas encima del paseo.
Saint Malo entrada intramuros
También tiene su casco histórico intramuros 
que recorremos en su totalidad, y que acoge la catedral y el castillo, así como infinidad de tiendas apetecibles una vez más. Saint Malo lo recorrimos bien porque ya hicimos tiempo para cenar aquí.
Sus murallas junto a la playa y el puerto, las fachadas y torres que emergen de las fortificaciones confieren a la ciudad esa silueta tan característica. 
paseo marítimo de St. Malo
Tras recorrer toda la zona de intramuros, regresamos a la Place Chateaubriand donde nos sentamos a cenar 











en un restaurante cualquiera "Brasserie des voyageurs" , cerquita ya del coche.
Terminamos de cenar y emprendemos camino de regreso; hoy dormimos de nuevo en l'Abbaye. Llegamos tarde y el parking está desierto; los hoteles están muy vacíos en esta época del año. 

Viernes 8 de diciembre de 2017
Hoy empezamos a desplazarnos ya hacia la zona Centro de Bretaña. Yo había dividido mi mapa en Este, Centro y Oeste, pero realmente el Oeste no lo vamos a tocar porque está muy a desmano.

Hacemos el check out del hotel en el que nos hacen un buen descuento por las protestas sobre el frío y la wifi y emprendemos camino al norte, hacia la costa pura. 
Cap Fréhel
Llegamos a Cap Fréhel desde donde hay unas vistas impresionantes del mar, acantilados y playas. Aquí sufrimos el viento mayor que he padecido en mi vida (podéis escucharlo en el video de más arriba); todo lo que diga es poco, la ciclogénesis gallega nada comparado con esto; corres el riesgo de que el viento te empuje al mar y cuesta trabajo andar y sujetar el móvil.
Los acantilados me gustaron más los de Étretat en Normandía y los de Dover en Inglaterra, realmente. Aquí sí son bonitas las playas pero pienso que imposible disfrutarlas por el clima y el ventarrón que debe hacer siempre; esto es el fin del mundo... o al menos lo más parecido... jajajaj. Nos vamos al Château de Bienassis enclavado en un sitio precioso.  
Château Bienassis
Château Bienassis
La fachada de gres rosa de Erquy del castillo de Bienassis es a la vez imponente y discreta. Esta atalaya del siglo XV vigilaba un inmenso territorio. ¡En días despejados incluso se podían ver las islas del Canal. Bien situado y bien protegido por sus fosos, "bien sis" (bien situado) es, por tanto, el auténtico origen del nombre de Bienassis. Monumento histórico clasificado de los siglos XV y XVII, Bienassis es un conjunto completo de residencia señorial. Transformado en prisión durante la Revolución, desde 1880 es propiedad de la familia de Kerjegu.
Saint Brieuc

Desde aquí continuamos ruta hacia Lamballe pueblecito que tiene poco que ver excepto por alguna casa bretona con sus tablones correspondientes. Seguimos a Saint Brieuc donde ya he aprovechado y reservado una mesa para comer.
Catedral y halle Saint Brieuc
Saint Brieuc sí que merece la pena; es un pueblo precioso con sus casitas de entramado de madera tan típicas en esta región; también tiene una placita muy bonita con la catedral y el halle de hierro (antigua lonja); también en este pueblo se encuentra la tienda donde se vende la tarta más famosa de mantequilla la duchesse de Rohan.

Terminado el recorrido por el pueblo nos vamos a comer a "Aux Pesked" 🌟(no te pierdas el post en la guía foodie). Terminada la comida seguimos hacia el Oeste (siempre en zona centro) recalamos en Brinic que es un pequeño pueblo de playa con su puerto deportivo;
Brinic
los mástiles de los barcos siempre embellecen el paisaje y más un día como hoy que ha salido el sol.

Seguimos nuestra ruta y llegamos a Quintin, ciudad catalogada como "pequeña ciudad con carácter"
Quintin
En Quintin no hay uno, sino dos castillos. Dos monumentos en un mismo parque. Tampoco creo que esta sea de las más impresionantes villas a pesar de su catalogación.
Quintin








Tras visitar Quintin, y emprender el camino para instalarnos en el hotel de hoy, vamos a la búsqueda de un brocante, con tan mala suerte de que sólo tiene venta por internet, así que llegamos a nuestro hotel "Domaine du Grenier". Realmente es un Chambre d'Hôtes (B&B o hotel rural).
Domaine du Grenier
Lo tenéis todo descrito en la guía. Aquí descansamos un rato y tratamos de conectarnos a la wifi pero tampoco funciona bien. A mí, para no variar (ya sabéis de mi adicción los que me seguís), se me acabaron mis 10G hace unos días y sólo puedo conectarme por wifi.

Nos arreglamos un poco y salimos a cenar a Lamballe a "Manoir des portes". De vuelta a la casa rural parece que la wifi funciona mejor. Un ratito de Instagram, Facebook, etc y a dormir. No hemos encendido la tele en todo el viaje.

Sábado, 9 de diciembre de 2017
Desayuno solos pero agradable en el comedor de la casa. Lee cómo fue en la guía. Pagamos y nos vamos a un Brocante que nos ha dicho la dueña; en esta ocasión sí hay venta directa pero tampoco muchas cosas interesantes 😞.
Carteles comercios del pueblo

Llegamos a Moncontour, pueblo con carácter medieval puro, incluido en la lista de los 10 pueblos más bonitos de Bretaña.Tiene una verdadera exposición de Affiches que son los cartelitos de cada una de las tiendas. Este pueblecito tiene también varias casas de entramado de maderas en fachadas y la Iglesia (todos los detalles en el vídeo al final del post).
Château Josselin





Seguimos por estas carreteras, que aunque son todas categoría "comarcal" de España, son buenas de asfalto y bastante rectas; eso sí, sin arcenes y algunas sin pintar. Llegamos a Josselin, que tiene una vista grandiosa desde la carretera. Te encuentras ese castillo fabulosamente conservado delante de tus narices, y quita el aliento. 
Josselin
Callecitas Josellin
El castillo, propiedad de la fami-lia Rohan, una de las estirpes más antigu-as de Breta-ña, es el símbolo de esta bonita ciudad. Es de estilo gótico flamígero y un interesante ejemplo de la arquitectura feudal y renacentista. Fue fundado a principios del siglo XII y en la actualidad sigue estando habitado por los descendientes de sus fundadores. El barrio de Sainte-Croix en el que la casa más antigua data de 1538. La basílica tiene unas preciosas vidrieras y unas gárgolas preciosas en la fachada.
Château de Kerguéhennec
Desde Josselin nos acercamos a ver el Domaine de  Kerguéhennec; es ésta una finca que ennoblece el paisaje de Brignan. 
La entrada es andando y recorres este maravilloso bosque a pie donde te encuentras un estanque precioso con patos y donde el paisaje otoñal es auténtico. Al final del camino aparece ante tí el palacete de estilo versallesco, construído en 1710 y que actualmente alberga exposiciones de arte contemporáneo.
Murallas de Vannes

Todavía no hemos comido y ya son más de las 2, así que hoy ya sabemos que toca cualquier cosa en cualquier sitio. 

Nos dirigimos a Vannes para intentar comer allí algo. Este es de los pueblos más bonitos y completos del recorrido. Sus calles son preciosas, las puertas de entrada a la ciudad, las murallas, etc. 
Pza. de la Catedral
Nos costó Dios y ayuda aparcar porque parece que hoy han decidido todos los habitantes salir a dar una vuelta a pesar del día de perros; pero, claro, es Sábado.
calles de Vannes
Nos sentamos a comer en un sitio donde ya han cerrado la cocina y nos ofrecen una ensalada como gran cosa. Pero, cuando compruebo que no tienen wifi, decidimos cambiar de sitio.

Entrada a la ciudad por una de sus puertas





Ha vuelto la lluvia y no está el tiempo para buscar mucho más. Así que, habíamos visto unas pastelerías con una pinta extraordinaria y nos compramos, en una, un bocata, y en otra nos sentamos a tomar una café con la famosa tarta Kouing-amann (tarta de mantequilla) que aún no habíamos probado. Tras la escueta comida continuamos pateando esta ciudad y entramos a la catedral que no vale gran cosa.
Camino de nuestro hotel de esta noche, paramos en un Brocante de Vannes pero tampoco encuentro nada apetecible; así que nos vamos al "hotel "Château de Beauregard" (Leed el post del hotel) porque estamos a 70Km y ya empieza a anochecer.
Château de Beauregard

Sólo estamos 1 noche que es la última así que tampoco deshacemos equipaje. Descansamos un ratito porque hoy ha sido un día de muchos Km y con la mala wifi (se lo tienen que hacer mirar estos franceses con sus operadores) consigo reservar un restaurante para esta noche. Cuando llegamos al susodicho restaurante, a través de la ventana vemos que no hay nadie; ¿cenar solos?, a mí no me gusta nada, así que nos vamos a otro que había buscado yo más apetecible "L'aignol". ¡¡Este estaba muy animado!!.
Volvemos a nuestro hotel y ya encontramos más caliente la habitación. A dormir nuestra última noche en Bretaña.

Domingo, 10 de diciembre de 2017
Bajamos a desayunar solos en aquel comedor un tanto tétrico con la mitad de las ventanas cerradas con contraventanas; Pagamos con correspondiente descuento también por la queja de la wifi y nos vamos hacia Rennes. Antes buscamos varios Brocantes que aparecen en el mapa pero no existen.
callejuelas de Rennes

Aparcamos en el centro y visitamos Rennes. Es una ciudad que tiene poco que ver (en mi opinión) a pesar de ser bastante importante en tamaño y de tener 2000 años de antigüedad. Su edificio más importante es el Parlamanto de Bretaña. 
Parlamento de Bretaña
En la plaza del parlamento hay instalados numerosos puestos navideños con artesanía y comida. No lo visitamos por dentro. Entramos en la Catedral con imponente órgano y también vemos de pasada la Place de la Mairie. 


Encontramos que hay una Feria de Brocantes en el mercado central (edificio bonito del estilo de nuestro Mercado de San Miguel). Aquí hay una concentración importante de Brocantes con cosas muy buenas de pinturas, mantelerías, cristalerías, etc. En este sitio me compro, por fin, una media cubertería con mango de marfil para mis meriendas de amigas ¡HAPPY!😁; ya había visto algo en los brocantes de carretera que estuvimos pero no tan bonita como esta y además aquella el mango era de plástico.
Nos vamos a comer. En este ocasión a "Le Saison" 🌟. Tras esta fabulosa comida, nos encaminamos ya al aeropuerto, con bastante tiempo porque hay que devolver el coche y facturar. ahhhh importante! Kilómetros recorridos en estos 5 días 1.160 😱
____________________________________________________________________
RESUMEN:

Otro exitoso viaje de AliOli's Trips, aunque en esta ocasión, quizá hubiera cambiado algún hotel, por la soledad y el frío en alguna ocasión; aunque esto te puede pasar en cualquiera.  Los precios has sido estupendos.

Hemos comido de maravilla y los restaurantes han estado fabulosamente elegidos también por AliOli's Foodie sin recomendación externa ninguna. Los franceses son los amos con la elaboración de las salsas, cremas y los acompañamientos de los platos .

En cuanto a las wifis deberían hacer algo para mejorar con sus operadores de telefonía o no sé con qué, pero funcionan fatal en todos los hoteles. 

Leyendo mi post pudiera parecer que hemos estado en el Polo Norte porque hablo mucho del frío. Por la calle no hemos pasado frío porque íbamos como una cebolla, pero, los momentos de llegada a los hoteles, y de quitarte las capas para entrar en el coche,  sí han sido fríos. Las calefacciones de los hoteles no estaban bien reguladas, estaban medio vacíos o cerrados desde hace días; por eso es una zona, mejor para ir en verano. ¡¡¡Y ESO QUE YO NO SOY FRIOLERA!!!

Los franceses me han sorprendido en esta ocasión por su amabilidad. Definitivamente son los parisinos los que son bordes.

                                   ¡¡OH LÀ LÀ LA FRANCE!! 
____________________________________________________________________

No olvides consultar la guía Foodie de Bretaña AQUÍ

📹VIDEO-ALBUM📹
(Te aviso que dura 22 minutos; siéntate con calma, relájate y disfruta)

Y si quieres también ver los vídeos cortitos individuales de hoteles, tiendas, restaurantes, pueblos, etc. pincha AQUÍ



Mapa con los 3 circuitos: Este, Centro y Oeste